Un viaje 6º D y 6º F

Mi viaje a Puerto Rico.

Muy bien… La historia de este viaje está basadas en hechos reales.

Yo estaba muy nervioso por irme a Puerto Rico, estaba en el aeropuerto de Boston (América) y como iba diciendo estaba muy nervioso. En el avión, un viaje de tres horas, vi como la tierra americana iba desapareciendo y como el agua se extendía por la costa.

Cuando llegamos a Puerto Rico nos fuimos directos a por un taxi puertorriqueño que nos condujo al hotel. El hotel estaba en medio de una jungla tropical, al lado de la costa.

En recepción, mi padre y mi madre se quedaron hablando con el conserje y Marina y yo nos fuimos a un jardín enorme al lado de la costa. Más tarde conocí a tres niñas americanas y me hice amigo de ellas.FullSizeRender.jpg

En la piscina se podían ver iguanas de hasta dos metros de largo. Lo más impresionante era que ¡sabían nadar!

Después nos fuimos a otra jungla que se llamaba “El Yunque”. En esta jungla fuimos a un manantial super hondo que estaba repleto de gente. Volviendo grabé cómo cortaban una fortísima liana.

Ya de vuelta al hotel fuimos a bañarnos a la playa, era una bahía (una costa con forma de media luna) y después  nos dimos un paseo por la bahía. Llegamos a un árbol caído con un poco de agua por encima y nos hicimos una foto.

Después de esta aventura con las iguanas volvimos a casa y nos fuimos a dormir.

Daniel Faura. 6º F

LONDRES.

El día catorce de septiembre nos fuimos a Londres con el colegio. Ese día teníamos que estar a las siete de la mañana en el aeropuerto. Cuando llegamos todos al aeropuerto nos despedimos de nuestros padres y nos  fuimos al avión. Cuando por fin llegamos a Londres tuvimos que estar dos horas en un autobús para llegar a Kingswood, que estaba en Assford. Al llegar fuimos a dejar las maletas en las tiendas de campaña, pues allí era donde dormíamos.

Un día cualquiera en Kingswood se desarrollaba de esta manera. No solíamos levantar a las ocho, después nos vestíamos y nos íbamos a desayunar. Normalmente de desayuno había leche, cereales y salchichas. Después teníamos tres actividades, la que más me gustó fue un columpio gigante. Más tarde comíamos y luego teníamos tiempimages.pngo libre hasta las 3:30 porque teníamos  clase de inglés hasta las siete que cenábamos. A continuación teníamos una actividad nocturna, después nos duchábamos y nos daban el móvil para llamar a nuestros padres y después nos íbamos a la cama.

Los sábados y los domingos eran días que nos íbamos de excursión. Nos fuimos a Londres, a Cambridge, a la tienda de M&M y muchas más.

El 25 de septiembre hicimos las maletas y volvimos a España.

Leyre Ullate 6º D

Mi Viaje a Tailandia y Maldivas.

Éste verano me he ido a Tailandia y a Maldivas.

Primero fui a Tailandia con un grupo y una guía que nos estuvo explicando la historia de los templos budas… Hicimos un tour por el norte de Tailandia desde banco hasta Chiang Mai.

Fuimos viendo distintos temploimgress y monumentos mientras hacíamos el tour, ya que lo hicimos en autobús.

De camino a Ayutthaya paramos a ver la vía de la muerte, se llama así porque la construyeron los prisioneros de la guerra y muchos murieron construyéndola.

Después de una semana descubriendo Tailandia nos fuimos a Maldivas. Estuvimos en unas casas encima del mar y las vistas eran alucinantes, íbamos a desayunar en bici..

Me lo he pasado genial, y he descubierto nuevos lugares que no conocía. Es un viaje que nunca voy a olvidar.

Natalia Rodríguez 6º D

 

Mi travesía en crucero.

Este verano he estado en un crucero.

El sitio que más me gustó fue Pompeya (Nápoles).

Bueno, empezaré por el principio. El viernes doce de agosto, embarqué en el MSC Poesía, un crucero en el que sabía que me lo iba a pasar genial, así fue.

Mediterranean-visore_tcm12-2860.jpgVisitamos Marsella, un  preciosa ciudad en la costa francesa; Génova, una ciudad italiana que nos gustó más de lo esperado; Nápoles, o en realidad Pompeya, una preciosa ciudad romana destruída en el año 79 d. C. por el volcán Vesubio; Mesina, en la que vimos un bonito reloj que a las doce de mediodía empezaban a moverse las figuras del mismo; Malta, una pequeña isla con mucha influencia española; Palma de Mallorca, donde estuve con mi tía y mis primos. Por último, el viernes diecinueve, una semana después de embarcarnos en Barcelona, dimos por finalizado este viaje.

Inés Larrea